Veo, Veo – Paula Vásquez | PDF

Veo, Veo – Paula Vásquez | PDF

Descargar «Veo, Veo – Paula Vásquez | PDF» gratis

Para descargar «Veo, Veo – Paula Vásquez | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Descender «Veo, Veo – Paula Vásquez | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-956-360-052-0 | Código: 10172367 | Formato: 20 x 21 cm. | Presentación: Tapa dura sin s/cub. (cartoné) | Colección: Pequeño cosmonauta | Sentido de recitación: Occidental

Veo, Veo - Paula Vásquez | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 827 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 651
Estado: Activo

Ver más libros de Infantiles

Reseña de Veo, Veo:

El “Veo veo” es un ocio tradicional que consiste en hacer adivinar al otro lo que uno está mirando. De esta forma, el ocio parte de la premisa que no todos observamos lo mismo, que uno fija la atención en cierto punto y el otro probablemente reparará en otro dispar. Este “Veo veo” en particular, agrega una cambio interesante a la razonamiento de este ocio: no solo observamos cosas distintas, sino que frente a un mismo objeto, percibimos cosas diferentes.

Lo que para mí es un simple triángulo, para ti puede ser una montaña; lo que según tú es una cristalera llena, para mí es un círculo y donde tú ves una ventana, yo sólo observo un cuadrado. En definitiva, hay dos formas de mirar, una simple y otra compleja y ambas son correctas y complementarias. Aquel que observa con simpleza la vida, necesita de la ojeada más compleja de un amigo que lo ayude a ampliar su horizonte, en cambio el que suele ser más engorroso y espiritual, requiere de la ojeada simple y plana para considerar y aterrizar.

En este relato, esos dos puntos de instinto complementarios están personificados por un ratón, quien posee una ojeada convencional, y un oso que tiene una imaginación poderosa. A primera instinto, un oso y un ratón no pueden ser amigos, sin bloqueo, este relato nos demuestra lo contrario: a pesar de nuestras diferencias, podemos convivir en acuerdo, solo es necesario que respetemos la visión particular con que cada uno observa y analiza al mundo.

Deja un comentario