Peces luminosos – Lynn Margulis | PDF

Descargar «Peces luminosos – Lynn Margulis | PDF» gratis

Para descargar «Peces luminosos – Lynn Margulis | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Desmontar «Peces luminosos – Lynn Margulis | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-8310-843-7 | Código: 10101482 | Formato: 14 x 21 cm. | Presentación: Rústica sin solapas | Colección: Metatemas

Peces luminosos - Lynn Margulis | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 972 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 579
Estado: Activo

Ver más libros de Ciencia

Reseña de Peces luminosos:

Quienes se hayan acercado alguna vez a los ensayos de Lynn Margulis quizá no se sorprendan delante esta colección de relatos que Tusquets Editores publica en castellano y en primicia mundial, pues en sus libros la precisión y la claridad expositiva no están reñidas con una exquisita sensibilidad literaria. En estas narraciones, a modo de retratos y reportajes, fruto, como dice la autora, de una «larga incubación», no sólo se confirma una gusto humanista, sino que se nos ofrece una vívida enfoque a la ciencia y los científicos.

 

Margulis despliega delante nosotros historias de hombres y mujeres —algunos reales, como J.R. Oppenheimer, el padre de la torpedo atómica, y otros de ficción— dedicados en cuerpo y alma a la ciencia. Por estas páginas pasan jóvenes aspirantes a científicos abrumados por el peso de sus propias pretensiones y temores; niños y adultos que encuentran en la ciencia refugio delante una efectividad hostil o una vía de escape para sus frustraciones; hombres en cuyas manos estuvo el destino de millones de seres humanos y no supieron, o no quisieron, cuestionarse las consecuencias de sus actos… Con precisión a veces pavoroso se diseccionan sus sacrificios y renuncias, sus obsesiones y pasiones, la ecuación a menudo insoluble del anhelo de conocer y las concesiones del poblar. Y, sin requisa, quizá no haya que renunciar a la esperanza de que conocimiento y vida coincidan, aunque sólo sea en el efímero vislumbre que permite el centelleo de un pez brillante.

Deja un comentario