¡No os rindáis! – Stéphane Hessel,Lluís Uría | PDF

Descargar «¡No os rindáis! – Stéphane Hessel,Lluís Uría | PDF» gratis

Para descargar «¡No os rindáis! – Stéphane Hessel,Lluís Uría | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Desmontar «¡No os rindáis! – Stéphane Hessel,Lluís Uría | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-233-4683-7 | Código: 10018693 | Presentación: Epub 2 | Colección: Imago Mundi

¡No os rindáis! - Stéphane Hessel,Lluís Uría | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 918 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 848
Estado: Activo

Ver más libros de Economía

Reseña de ¡No os rindáis!:

El dote de un hombre sabio

«El mundo», advierte Hessel, «puede perecer por la injusticia social y económica, o por la injusticia ecológica. O por ambas. No podemos permitirlo». Y añade: «Vosotros, españoles, en tanto que profundamente europeos y mediterráneos, lleváis con vosotros un formidable patrimonio. Estad orgullosos. Manteneos fieles a Europa y defended sus títulos, para evitar que el mundo se estrelle. ¡Sed ambiciosos! ¡No os rindáis!».

Así concluye el testamento político de Stéphane Hessel, escrito en los últimos meses para los lectores españoles y, desde España, para el mundo. El fogueado resistente, heraldo de los indignados, condensa aquí su citación a levantarse y a combatir por todo aquello que «está hoy amenazado por el poder insolente del efectivo y la dictadura de los mercados».

Con penetración y con la prudencia que le otorgaba poseer sido refrendador y actor de primera ringlera en el convulso siglo XX, Hessel venablo un ferviente citación a no ceder en presencia de la malaventura, a comprometerse y realizar, convencido de que «la vía de la revolución, de las ideologías totalitarias, no conduce a ninguna parte», que es preciso «volver en si el apetito de la política, porque sin política no puede poseer progreso» y que «Europa es nuestro único futuro», una Europa «robusto, sólida, federal» que «seguirá siendo el resultado de la cooperación entre Estados y no una Europa de las regiones como algunos han pensado».

El testamento político de Hessel, la voz que dio nombre a los indignados.