No lo llames amor. Serie No lo llames, 1 – Noelia Amarillo | PDF

Descargar «No lo llames apego. Serie No lo llames, 1 – Noelia Amarillo | PDF» gratis

Para descargar «No lo llames apego. Serie No lo llames, 1 – Noelia Amarillo | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Apearse «No lo llames apego. Serie No lo llames, 1 – Noelia Amarillo | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-08-22397-9 | Código: 10255457 | Presentación: MP3 | Colección: Erótica | Narrador: Sara Muñiz Hanif | Luis Torrelles | Duración: 18:52 | Sentido de lección: Occidental

No lo llames amor. Serie No lo llames, 1 - Noelia Amarillo | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 951 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 625
Estado: Activo

Ver más libros de Novelas románticas

Reseña de No lo llames apego. Serie No lo llames, 1:

Una divertida comedia romántico-erótica que nos demuestra que no todo es como parece, sino que cada persona encierra un mundo, unos miedos y, algunas, hasta un punto de alienación.

La convivencia no es acomodaticio en una comunidad de vecinos. En la mía hay malentendidos, vecinos cotillas, niños ruidosos, ancianas de rígidas tradiciones, mujeres de disipadas costumbres (por lo manido, una de esas soy yo), divorciadas rompepelotas, apuestos metrosexuales y, aunque te cueste creerlo, hasta un par de personas que están en sus cabales. Bueno, más o menos…

En medio de esa fauna urbana habito yo. Y vivo, mejor dicho, vivía, muy tranquila, hasta que me he vuelto loca por un nuevo vecino… Es un hombre solitario, de vistazo taciturna y labios golosos que se ha instalado en el edifi cio hace un par de meses con su abuela, que, por cierto, es mi enemiga acérrima. ¡Estoy pensando en liarme con él solo para molestarla!

Aunque claro, el que cada vez que lo veo me muera por besarlo es un plus. Y si esto no fuera suficiente para alterar mi (escasa) paz mental, ahora todavía tenemos a un sombrío bromista que se dedica a dejarnos regalitos en los descansillos de la escalera. ¡Demora a que lo pille!