Mentar madres te hace bien – Emma Byrne | PDF

Mentar madres te hace bien – Emma Byrne | PDF

Descargar «Mentar madres te hace admisiblemente – Emma Byrne | PDF» gratis

Para descargar «Mentar madres te hace admisiblemente – Emma Byrne | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Descender «Mentar madres te hace admisiblemente – Emma Byrne | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-607-747-907-9 | Código: 10255975 | Presentación: Epub 2 | Colección: Fuera de colección | Sentido de recital: Occidental

Mentar madres te hace bien - Emma Byrne | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 896 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 932
Estado: Activo

Ver más libros de Ciencia

Reseña de Mentar madres te hace admisiblemente:

UNA ANIMADA Y CONVINCENTE DEFENSA PARA UNA BOCA SUCIA

¿Cuántas veces has escuchado que el jerga soez es indignante y ofensivo, que da cuenta de un vocabulario insuficiente o incluso de un mente circunscrito? Hasta hace poco, las groserías estaban excluidas de los diccionarios, y aún ahora padres y maestros las prohíben. No obstante, las investigaciones científicas más recientes han revelado que las palabrotas y las maldiciones, cuando se usan juiciosamente, tienen beneficios fisiológicos y psicológicos sorprendentes.
En este brillante trabajo, Emma Byrne explora todos los ángulos de esta parte fundamental de nuestro jerga: las groserías, y con humor y un vocabulario colorido nos explica por qué las decimos, cómo lo hacemos y qué señalan de nosotros mismos. Desmiente la seso popular que sostiene que las groserías son ofensivas, que contaminan las relaciones y alejan a las personas, que son un mal costumbre y que deben suprimirse. Los estudios arrojan que sostener «malas palabras» reduce el dolor, disminuye la ansiedad, previene la violencia física, ayuda a las víctimas de trauma a recuperar el jerga y promueve la cooperación humana. Incluso los chimpancés, nuestros primos más cercanos, desarrollan sus propias expresiones subidas de tono. Por supuesto, dice la autora, como todo en la vida, la secreto está en el seguridad: hay que asimilar cuándo, con quién y qué groserías decimos.

Deja un comentario