Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré – Megan Maxwell | PDF

Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré – Megan Maxwell | PDF

Descargar «Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré – Megan Maxwell | PDF» gratis

Para descargar «Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré – Megan Maxwell | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Descender «Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré – Megan Maxwell | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-08-21276-8 | Código: 10240232 | Presentación: MP3 | Colección: Medieval / Highlander | Narrador: Alma Naranjo Arias | Duración: 15:40:32 | Sentido de leída: Occidental

Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré - Megan Maxwell | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 644 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 584
Estado: Activo

Ver más libros de Novelas románticas

Reseña de Las guerreras Maxwell, 3. Siempre te encontraré:

El laird Kieran O’Hara y sus guerreros son atacados por unos villanos mientras pernoctan en el bosque cercano al castillo de Caerlaveroch, pero una misteriosa partida de encapuchados, liderados por una mujer a la que los aldeanos llaman «Ninfa», consigue salvarlos.

Angela es la beocio de las hijas del laird Kubrat Ferguson. Todo el mundo cree que es una muchacha débil, temerosa de los caballos y que tiembla en presencia de el puñal. Cuando Kieran la conoce, la aspecto tímida de la bisoño, su fealdad y su sentido del pudor en presencia de su caballerosidad y piropo llaman su atención, sin asimilar que aquélla es la encapuchada a la que anda buscando.

Juntos conseguirán desenmascarar al codicioso cuñado de Angela, Cedric Steward, quien ha tramado un plan terrible que cambiará para siempre el futuro de los habitantes del castillo de Caerlaveroch. Una historia vibrátil, con unos personajes que te enamorarán y te harán sonreír mientras disfrutas de sus andanzas por las Highlands escocesas.

Deja un comentario