La neblina del ayer – Leonardo Padura | PDF

Descargar «La neblina del ayer – Leonardo Padura | PDF» gratis

Para descargar «La neblina del ayer – Leonardo Padura | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Apearse «La neblina del ayer – Leonardo Padura | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-9066-602-9 | Código: 10227962 | Presentación: MP3 | Colección: Andanzas | Narrador: Jorge Tito Gómez Cabrera | Duración: 12:37:45 | Sentido de repaso: Occidental

La neblina del ayer - Leonardo Padura | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 918 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 1045
Estado: Activo

Ver más libros de Novela

Reseña de La neblina del ayer:

Un sorprendente delirio a La Habana nocturna de los primaveras cincuenta y su música, al mundo de los libros en la isla, y un descenso a los infiernos del mundo habanero de hoy.

La Habana, verano de 2003. Han trascurrido catorce primaveras desde que el teniente investigador Mario Conde, desencantado, abandonara la policía. En esos primaveras han ocurrido muchos cambios en Cuba, y además en la vida de Mario Conde. Su inclinación por la humanidades y la privación de ganarse la vida lo han llevado a dedicarse a la adquisición y liquidación de libros de segunda mano. El hallazgo fortuito de una valiosísima biblioteca le coloca al borde de un magnífico negocio, capaz de aliviar sus penurias materiales. Pero, en un libro de esa biblioteca, aparece una hoja de revista en la que una cantante de boleros de los primaveras cincuenta, Violáceo del Río, anuncia su retiro en la cumbre de su carrera. Atraído por su belleza, por el enigma de su retiro y el silencio posterior, Mario Conde –ahora con más primaveras y más cicatrices en la piel y en el corazón– inicia una investigación, sin imaginar que, al seguir el indicio de Violáceo del Río, despertará un pasado turbulento que, como la fabulosa biblioteca, ha estado tapiado durante más de cuarenta primaveras.

Deja un comentario