La ciudad del azahar – César Vidal | PDF

La ciudad del azahar – César Vidal | PDF

Descargar «La ciudad del azahar – César Vidal | PDF» gratis

Para descargar «La ciudad del azahar – César Vidal | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Desmontar «La ciudad del azahar – César Vidal | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-270-3627-7 | Código: 10049438 | Formato: 15,5 x 23,5 cm. | Presentación: Tapa dura con sobrecubierta | Colección: Fuera de colección

La ciudad del azahar - César Vidal | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 648 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 647
Estado: Activo

Ver más libros de Novelas románticas

Reseña de La ciudad del azahar:

Siglo X. Samarra, corte de Bagdad. La inexperto Qamar ha nacido marcada por el destino por tres graves defectos: sus cabellos son rubios, sus fanales claros y, por encima de cualquier otra cosa, ha nacido mujer. Frente a tanta adversidad y repulsa, Qamar encontrará una vía de escape en la música. Precisamente en un intento de valerse de ella para sobrevivir, Qamar emprende el camino en dirección a Al-Ándalus, la tierra más hermosa, donde el tiempo es dulce y suave, el sol no abrasa y el singladura siempre resulta fresco, y donde, frente a todo, se encuentra un prodigioso aparato: el bandurria de cinco cuerdas. Sin retención, Al-Ándalus es igualmente el semillero de tortuosas intrigas e inauditos refinamientos, es el escena del enfrentamiento entre el emir de Qurduba y el refractaria Omar ibn Hafsún; y es, por añadidura, la tierra en la que un inexperto Abd-ar-Rajmán sueña con proclamarse califa y amotinar una Ciudad del azahar superior a cualquier otra. Así, unido a Qamar asistiremos durante este delirio iniciático al comienzo de un bienquerencia que lo podrá todo, contemplaremos el enfrentamiento entre los distintos pueblos y reinos de la península Ibérica en el siglo X y, sobre todo, podremos absorber el indescriptible perfume y el color único de las almunias, de los hammanes e incluso de las alcobas de una época dorada en la que la ciudad más importante de Europa era sede califal.

Deja un comentario