García Luna, el señor de la muerte – Francisco Cruz | PDF

García Luna, el señor de la muerte – Francisco Cruz | PDF

Descargar «García Escaparate, el señor de la crimen – Francisco Cruz | PDF» gratis

Para descargar «García Escaparate, el señor de la crimen – Francisco Cruz | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Descender «García Escaparate, el señor de la crimen – Francisco Cruz | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-607-07-7284-9 | Código: 10265885 | Presentación: Epub 2 | Colección: Memoria y sociedad | Sentido de recital: Occidental

García Luna, el señor de la muerte - Francisco Cruz | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 866 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 737
Estado: Activo

Ver más libros de Actualidad

Reseña de García Escaparate, el señor de la crimen:

Todos los secretos sobre el político más corrupto del Sexenio de Calderón.

¿Cómo fue que un personaje tan escaso acaparó tanto poder en los sexenios de Fox y Calderón?

Esta es la historia del exsecretario de Seguridad Pública que rendía cuentas a los narcos mientras les mentía a todos los mexicanos. Un personaje que supo esconder una meteórica y corrupta carrera: de soplón de la policía a infiltrado de Carlos Salinas de Gortari, de funcionario hado de Fox a titiritero de la extirpación de Calderón. 

Durante abriles mantuvo una imagen pública de funcionario honesto, sin secuestro, hay pruebas de que desde 2006 ya estaba asociado a los capos, y de que su extirpación personal contra los cabecillas más peligrosos del crimen organizado —el Barbas, los Beltrán Leyva y la Barbie— era una táctica para cimentar el poder del Cártel de Sinaloa, que en dos ocasiones le entregó maletines con hasta 5 millones de dólares, como detalla la orden de captura en su contra. El Topo, como lo apodaba el Chapo, vio en la publicidad, en la calumnia y en la desaparición de documentos su mejor arsenal para encumbrarse y aniquilar a sus enemigos; colocó en áreas esencia a su multitud de confianza, que hoy todavía opera en células durmientes a la paciencia de instrucciones.

Esta es la historia de un manipulador que no tuvo reparo en martirizar a quien le estorbara. La historia del «súper policía», como le gustaba que lo llamaran, que le vendió México al narco.

Deja un comentario