Filosofía a martillazos. Tomo 2 – Darío Sztajnszrajber | PDF

Filosofía a martillazos. Tomo 2 – Darío Sztajnszrajber | PDF

Descargar «Filosofía a martillazos. Tomo 2 – Darío Sztajnszrajber | PDF» gratis

Para descargar «Filosofía a martillazos. Tomo 2 – Darío Sztajnszrajber | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Desmontar «Filosofía a martillazos. Tomo 2 – Darío Sztajnszrajber | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-950-12-9930-4 | Código: 10269918 | Formato: 15 x 23 cm. | Presentación: Rústica con solapas | Colección: Fuera de colección | Sentido de leída: Occidental

Filosofía a martillazos. Tomo 2 - Darío Sztajnszrajber | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 744 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 638
Estado: Activo

Ver más libros de Filosofía

Reseña de Filosofía a martillazos. Tomo 2:

Demoler conceptos para construir un nuevo pensamiento

¿Puede la filosofía dar respuestas a los problemas de la hogaño? ¿Puede enseñarnos a pensar en la homicidio al beneficio de nuestra angustia existencial? ¿Una perspectiva filosófica nos ayuda a ver al otro como tal? ¿Cómo pensar en el poder cuando, en efectividad, el poder nos atraviesa? ¿Qué se revela cuando la filosofía cuestiona la linealidad del tiempo? Este segundo tomo de Filosofía a martillazos reúne las clases abiertas que Darío Sztajnszrajber ofreció frente a un enorme divulgado de distintas edades, orígenes y formaciones, como una ingreso a estos temas y, a la vez, como un diálogo con grandes pensadores.

Con preguntas contundentes como el choque de un martillo, el autor de Filosofía en 11 frases abre caminos en las cuestiones universales que trascienden toda coyuntura. Con el ritmo de una conversación, en la que participan Heráclito y Miguel de Unamuno, Richard Rorty y san Agustín, Friedrich Nietzsche y Giorgio Agamben, Jacques Derrida y Platón, este libro rompe la solidez de muchos de los conceptos arraigados en nuestra conciencia e incluso la matriz misma de lo que concebimos como pensamiento, hasta hacer chasquear el sentido popular.

Deja un comentario