El poder de las banderas – Tim Marshall | PDF

Descargar «El poder de las banderas – Tim Marshall | PDF» gratis

Para descargar «El poder de las banderas – Tim Marshall | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Apearse «El poder de las banderas – Tim Marshall | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-9942-965-6 | Código: 10272217 | Presentación: Epub 2 | Colección: PENINSULA | Traductor: María Eugenia Santa Coloma | Sentido de lección: Occidental

El poder de las banderas - Tim Marshall | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 992 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 1038
Estado: Activo

Ver más libros de Actualidad

Reseña de El poder de las banderas:

Todo lo que hay que aprender sobre las banderas, su historia y cómo nos unen o nos dividen.

¿Qué se siente cuando uno ve ondular la bandera de su país? A lo liberal de la historia las banderas han representado las vivencias, esperanzas y sueños de millones de personas en todo el mundo. Las alzamos, las quemamos, marchamos bajo sus colores, y aún hoy en día, morimos por ellas. 

En el libro, el autor albarca desde el ferviente sentido del nacionalismo en China, las dos Coreas, las identidades problemáticas de Europa y Estados Unidos, la influencia del simbolismo religioso –como el aterrador mensaje del Estado Islámico–, las banderas de la albedrío de la zona de África uruguayo y hasta la bandera blanca símbolo de rendición, la legendaria calavera pirata o la complejidad de la más completo de todas ellas: la bandera de las Naciones Unidas.

En este momento el mundo es un sitio turbulento y es necesario entender los símbolos –viejos y nuevos– por los que cada comunidad continúa movilizándose, exhibiendo hazañas o luchando por sus derechos. Tim Marshall se pedestal en más de veinticinco abriles de experiencia en reportajes por todo el mundo para mostrarnos las historias, el poder y la política de los colores que nos unen y nos dividen.

Deja un comentario