El dominio mental – Pedro Baños Bajo | PDF

Descargar «El dominio mental – Pedro Baños Bajo | PDF» gratis

Para descargar «El dominio mental – Pedro Baños Bajo | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Descender «El dominio mental – Pedro Baños Bajo | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-344-3313-7 | Código: 10267951 | Presentación: Epub 2 | Colección: Ariel | Sentido de repaso: Occidental

El dominio mental - Pedro Baños Bajo | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 982 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 675
Estado: Activo

Ver más libros de Actualidad

Reseña de El dominio mental:

Un libro sobre el control mental y social como aparejo de poder.
Qué es el dominio mental, para qué sirve y cómo se controlan las poblaciones.

Tras los exitosos Así se domina el mundo (traducido a 11 idiomas) y El dominio mundial, Pedro Baños dirige su atención en este nuevo libro a las técnicas que el poder utiliza para controlar nuestras emociones, porque quien. consigue controlar nuestra mente controla el poder.

Con su reconocida esparcimiento y discernimiento, Pedro Baños aborda en El dominio mental un perturbador porvenir —que, en muchos sentidos, ya es plenamente contemporáneo— desde múltiples perspectivas: la manipulación cultural y psicológica, la (de)formación de las voluntades personales, el control de la información y además las posibilidades que se abren con la proceso de las neurotecnologías o la inteligencia químico en todos los campos, incluido el marcial. Encima de combinar una rica divulgación con un exuberante caudal de información puesta al día, esta obra se presenta como un claro aviso a navegantes, porque se alcahuetería, en palabras del propio autor, «de brindar los luceros para estar alerta. Solo si conocemos en qué consiste y cómo se consigue esta forma perfecta de dominación mental, tendremos la posibilidad de ofrecer cierta resistor a ella y preservar nuestras libertades». Aferrémonos, pues, a esa posibilidad porque todos —niños, adolescentes y adultos— estamos aún a tiempo de desintoxicarnos, de desengancharnos del dominio mental, utilizando el armas más potente de la que disponemos: pensar por nosotros mismos.