Alexandra David-Neel – Laure Dominique Agniel | PDF

Alexandra David-Neel – Laure Dominique Agniel | PDF

Descargar «Alexandra David-Neel – Laure Dominique Agniel | PDF» gratis

Para descargar «Alexandra David-Neel – Laure Dominique Agniel | PDF» y epub en español sólo debes registrarte gratis por 1 mes. Puedes cancelar cuando quieras.

Descender «Alexandra David-Neel – Laure Dominique Agniel | PDF» en español
Ficha del libro
Fecha de publicación: | Idioma: Español | ISBN: 978-84-9942-870-3 | Código: 10261831 | Formato: 15 x 23 cm. | Presentación: Rústica con solapas | Colección: Fuera de colección | Traductor: Rosa Alapont Calderaro | Sentido de recital: Occidental

Alexandra David-Neel - Laure Dominique Agniel | Planeta de Libros

Información del libro

Peso del archivo: 991 kb
Extensiones: PDF – MOBI – EPUB
Cantidad de descargas: 673
Estado: Activo

Ver más libros de Actualidad

Reseña de Alexandra David-Neel:

Orientalista, tibetóloga, cantante de ópera, pianista, compositora, feminista, periodista, anarquista, escritora, exploradora y budista son solo algunos de los adjetivos que describen a la francesa Alexandra David-Neel, una de las viajeras más célebres de todos los tiempos y la primera mujer europea que consiguió entrar —disfrazada de mendiga— en Lhasa, la renta del Tíbet, en una época en la que los extranjeros tenían la entrada prohibida a la ciudad santa tibetana.

Nacida en 1868, los casi 101 primaveras de Alexandra fueron intensos y llenos de una insaciable carencia de aventura en los que no había zona para el papel tradicional de origen, aunque sí para un personaje central en su vida: su marido, Philippe, con quien se casó a regañadientes pero al que amó durante las cuatro décadas de su casorio. Independiente y viajera infatigable, su espíritu huido e inquieto la llevó a recorrer tantos países como pudo y a escribir más de cincuenta libros acerca de religiones orientales, filosofía y narraciones de sus viajes, y no dudó en renovar su pasaporte al cumplir los cien primaveras; quizá quedaba alguna aventura por radicar.

Deja un comentario